Desde la ventana de mi ciudad

viernes, 26 de junio de 2015

Comunicado de Felipe Torres sobre el motivo de su renuncia al cargo de Presidente de la Unión

En la noche del día 25 de junio de 2015, se celebraban elecciones a Presidente de la Unión de Cofradías de Semana Santa de Úbeda, a las que mi persona encabezaba la candidatura junto a Pedro Ángel López Barella que lo hacía como Vicepresidente y Francisco Miguel Uceda Tello como Administrador.

Una vez celebradas y contado el escrutinio, dio como resultado que de las 58 personas cofrades, 39 lo hicieron con la papeleta del sí, 18 lo hicieron con la papeleta en blanco y 1 fue nulo.

El equipo que se iba a formar era para estar al servicio por lo que nos une y queremos, nuestra Semana Santa, lo hacíamos con el entusiasmo e ilusión para sumar y trabajar, tan simple como eso, estar al servicio de las cofradías y de la Semana Santa de Úbeda.

La Unión de Cofradías necesita estar fuerte, es una institución pieza fundamental en la sociedad actual ubetense, y ante esa fortaleza que debe de figurar, y viendo el alto número de votos en blanco que lo que hacían es no dar el apoyo para que este equipo que encabezaba pudiera trabajar con esa fortaleza, y pensando únicamente por el bien de la Unión de cofradías y por ende por el bien de nuestra Semana Santa, se optó en no aceptar el cargo.

Fue una decisión pensada y meditada, ya que en el ambiente previo ya lo veníamos observando. Ninguno de los que íbamos a formar el equipo lo hacía para ocupar un cargo, lo hacía para seguir colaborando en el camino de estos 61 años de vida que lleva la Unión y por el amor a nuestra Semana Santa.

Por medio del presente quiero agradecer muy emotivamente en primer lugar a aquellos 39 cofrades que nos dieron el apoyo en las elecciones y pedirles perdón públicamente, por no hacer uso de la palabra ya que pensé que si lo hacía podía estar haciendo daño a la institución de la Unión de cofradías, dando una mala imagen, ya que pienso que la Institución está por encima de todo.

Agradecer también a todas las personas que han mostrado su apoyo antes de las elecciones y después de tomar la decisión.

Agradecer al equipo humano que me acompañaba en este proyecto, por la ilusión que tenían y pedirles perdón al dejarles sin la misma.

Pedir perdón a todo aquel que le haya fallado, no es mi intención de hacer daño a nadie.

Seguiré amando mi Semana Santa y colaborando con ella en mi medida como así lo he hecho en toda mi vida.

Un abrazo en Cristo.
PAZ Y BIEN.

Felipe Torres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada