Desde la ventana de mi ciudad

domingo, 6 de marzo de 2016

Juan Jesús Portillo pronunció el XXIV Pregón del Costalero

Texto: Ginés Jesús Jimena
Fotografías: JASA y Ginés Jesús Jimena



El Teatro Ideal acogía en la noche del cinco de marzo una nueva cita del Pregón del Costalero. La Hermandad de Costaleros del Santísimo Cristo de la Pasión congregaba a los amantes de esta temática en torno a la figura de Juan Jesús Portillo, persona que ha sido designada este año para tal fin por la familia costalera.

A lo largo de una exposición bien hilvanada, Juan Jesús fue recordando sus comienzos en la experiencia bajo los tronos, en compañía de sus amigos de juventud y de otros costaleros algo menos jóvenes. Supo transmitir al público asistente los motivos y razones que lo llevaron a ser cuadrillero y a preferir este puesto, en la sombra y el anonimato, a la hora de participar en los desfiles procesionales.

Un momento destacado fue cuando rompió una lanza por aquellos aspectos tradicionales y propios de la Semana Santa ubetense y que, según el pregonero, no deberían perderse y caer en el olvido ante el continuo devenir y transformación que sufre todo proceso vivo, como es el caso de las manifestaciones cofrades.

También tuvo un momento para reivindicar el protagonismo que debería tener la patrona de Úbeda entre los habitantes y cofrades de la Ciudad de los Cerros y que, según él, no recibe todo el apoyo y empuje que debería encontrar, sobre todo en el mundo costalero. Esta reflexión fue expuesta por este guadalupano que, no en vano, es cuadrillero de su Madre del Gavellar desde que tenía once años de edad.

Concluía el pregón entre la ovación calurosa de los asistentes que lo siguieron con atención desde que fuera presentado por su amigo en la vida y compañero en su experiencia cofrade, José Antonio Gámez, que en su introducción nos mostró una completa y afectuosa semblanza del pregonero.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada