Desde la ventana de mi ciudad

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Apoyo al Festival Internacional de Música de Cine de Úbeda

   La existencia del Festival Internacional de Música de Cine de Úbeda, corre peligro de que no se celebre más en dicha ciudad , a causa de financiación economica. El principal evento de estas caracteristicas que existe en toda la peninsula española corre el peligro de ser trasladado a otra ciudad (Málaga suena como la principal candidata), si no recibe el apoyo suficiente por parte de la ciudad. Su director David Doncel a solicitado ayuda al nuevo equipo de gobierno de la ciudad ubetense  y más concretamente al primer edil, ante el riesgo de que el Festival deje de llevar la palabra Úbeda en su denominación oficial. A la fecha la organización sigue a la espera de ser recibida por el alcalde Sr. Robles, el cual no se ha pronunciado sobre el tema en cuestión.

   Por tal motivo la ciudadania se ha movilizado a través de internet gracias a las redes sociales con frases reivindicativas solicitando al alcalde a que reciba a la organización. Sin ir más lejos se ha creado un grupo que en dos semanas ha llegado a sumar 657 miembros (y creciendo). Allí se solicita el respaldo de entidades públicas y privadas, sobre todo del Ayuntamiento con su alcalde a la cabeza, para que el evento, con 7 ediciones a sus espaldas, permanezca en el lugar en el que nació. Y de forma generalizada no se entiende que pueda perderse esta cita que, además de atraer anualmente y durante días a varios cientos de aficionados a la música de cine, da a la ciudad un evento de primera magnitud y supone un revulsivo económico y turístico muy importante. Económicamente suele aportar una media de 400.000 euros en 4 días para una ciudad que no tiene turismo en julio.
  
  
La situación actual es de total incertidumbre, y también de indignación, en este segundo caso por el hecho de que el alcalde aún no haya recibido a la organización, que lleva tiempo solicitando un encuentro para explicarle directamente lo que necesitan y por qué lo necesitan, no sólo ellos, también Úbeda.

Cierto es que se reunieron con la concejal delegada de Cultura y con el concejal de Hacienda, pero sólo les sirvió para saber de las intenciones del equipo de gobierno de recortar su aportación económica. Y aunque finalmente no ocurrió así en la reciente edición celebrada en julio, pues se respetó el presupuesto que estaba aprobado con anterioridad, el problema es que vienen malos tiempos para la lírica cinematográfica.

Según la organización, si finalizado septiembre no han tenido oportunidad de hablar con el alcalde, quien no asistió a ningún acto de la reciente edición, entenderán que no son queridos por la actual corporación, pues no habrán podido comparar las conversaciones ya mantenidas con otras ciudades interesadas y sus ofertas con lo que les supondría seguir en Úbeda.

La intención es anunciar en octubre una decisión definitiva en torno al futuro del Festival y a la que será su sede de cara a la octava edición y sucesivas, pues a partir de ese mes se comenzará a trabajar a fondo sobre lo que será su programación.
Mientras tanto, a pie de calle y de teclado, con cada día que pasa los apoyos siguen subiendo. Y las posibilidades de que Úbeda siga siendo ciudad de música cinematográfica, bajando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada