Desde la ventana de mi ciudad

viernes, 7 de enero de 2011

Luisa Leiva pide la baja como militante del Partido Popular

PARTIDO POPULAR
07/01 · 19:20 · A.L
 La portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Úbeda, Luisa Leiva, convocó a los medios de comunicación el pasado día 7 de enero para hacer pública su baja en la militancia en el Partido Popular.

petición de baja
Como ella misma manifestó, esta baja se une a las más de 200 bajas de militantes “de toda la vida”, que han militado en el Partido Popular desde sus inicios en esta localidad.
Esta decisión se hizo efectiva el 30 de diciembre, y fue certificada el pasado día 5 de enero. “Es una decisión sumamente meditada y sopesada, y no ha sido fácil de tomar, pero he valorado, y ha pesado más mi honradez personal y mi entrega a la ciudad de Úbeda que el sometimiento a unas siglas que, para mí, han dejado de reflejar el proyecto idealista al que me afilié, de forma voluntaria, hace 18 años”, manifestó.
Luisa Leiva dió lectura al escrito que remitió a la central de la calle Génova para formalizar su baja. Además de los datos personales y de un repaso de los cargos que ha ostentado tanto a nivel orgánico como a nivel institucional hasta el momento, la ya ex-popular trasladó al Partido Popular que, desde hace más de dos años, las circunstancias políticas internas del Partido Popular de Jaén son “inasumibles” para ella, “sin que pueda esgrimir ninguna razón objetiva e imparcial que lo justifique, dado el maltrato permanente al que he sido sometida, y el desamparo consecuente que he sufrido desde la dirección provincial con el consentimiento de la dirección regional y el mutismo de la nacional”.
Luisa Leiva mostró los diversos escritos que ha remitido y adjuntado a su petición de baja a la dirección nacional del PP en Madrid, escritos que desde enero de 2008 han sido dirigidos a el presidente regional, Javier Arenas, “a quien trasladé lo que estaba ocurriendo en la localidad y en mi persona como cargo público institucional, ante la que, tres años después, no he tenido ninguna respuesta”, aseguró.
Mostró asimismo cartas enviadas al presidente regional, de noviembre de 2008, y la única contestación, por parte de Javier Arenas, en la que prometía concertar una cita, “tengo que decir que, lamentablemente, se ha olvidado de que hay un cargo orgánico e institucional que necesitaba ser atendido por su parte”.
Otros escritos, fechados en marzo de 2009, al gerente provincial de la sede de Jaén, AntonioMartinez; al secretario general provincial, Miguel Ángel García Anguita; en el mismo sentido al secretario general provincial, Antonio Sanz; asimismo a la secretaria general del Partido Popular de ámbito nacional, María Dolores de Cospedal, “con una carta más extensa trasladándole cuáles eran las ciscunstancias que se venían desencadenando”. Escritos al Comitè de Derechos y Garantías en el mismo sentido, y un largo etcétera que no han tenido ningún tipo de atención por parte de el Partido Popular.
Además, Leiva aseguraba que, a través de diversos canales, se les ha hecho llegar al Partido Popular su situación y que en ningún momento ha sido atendida.
“No obstante, he mantenido una disciplina de grupo absoluta, en espera de la celebración del Congreso Local de Úbeda, a efectos de no interferir en el proceso y el desarrollo del mismo”, congreso que ha sido el elemento desencadenador de la ruptura defibnitiva del Partido Popular en la localidad de Úbeda, “exclusivamente debido a la intromisión permanente del presidente provincial y las ingerencias de la cúpula provincial promovidas por éste, haciendo uso de las más burdas irregularidades con la finalidad de imponer un candidato para la presidencia local que no coincidiera con la persona del que ha sido alcalde y presidente local del Partido Popular, Juan Pizarro Navarrete, por méritos propios”, declaró.
Luisa Leiva apuntó que todo ésto es una manifestación más del “desprecio” y el “ninguneo” al que éste partido somete “a quienes no hemos hecho otra cosa más que trabajar por estas siglas y por Úbeda”. “Nos hemos dejado la piel trabajando, pero eso si, sin adular ni deber pleitesía a nadie, y actuando bajo la libertad de quien se debe sólo a su labor política y sus convicciones”, apostilló.

decisión meditada
Recientemente, se dictó sentencia desestimando la demanda interpuesta por Juan Pizarro contra el PP por impugnar un congreso, “válidamente celebrado, organizado de forma escrupulosa y cristalina en base a los estatutos nacionales del Partido Popular, y a lo indicado al Reglamento Regional de Organización de Congresos Locales”, declaró Leiva.
Para ella, ésta “injusticia” avala públicamente a quien, “de la manera más vil, desonesta e ilegítima, se ha hecho con la dirección local, y es la que me ha llevado a tomar esta decisión meditada y sopesada”, por ello, concluyó, tras 18 años de militancia plenamente activa, y al servicio de estas siglas, ha llegado el momento de pedir su baja como militante del Partido Popular, “al no reconocer a la organización política a la que me afilié por convicción personal y por no asumir las imposiciones de quienes dicen ser sus líderes”.

reflexiones
Luisa Leiva quiso hacer cuatro reflexiones al respecto de la petición de su baja en el Partido Popular.
En primer lugar, manifestó que, un partido que desde su punto de vista vulnera y no respeta sus propios estatutos y normas internas de funcionamiento, no se respeta a sí misma, ni a lo que ahora se llama “proyecto político” y no se puede tomar en serio.
Como segunda reflexión, declaró que, en principio, no tiene ninguna intención de renunciar a lo que por su trabajo y dedicación ha conseguido, es decir, no va a renunciar a su acta de concejal ni a su acta de diputada provincial, “la ley también me asiste en este sentido”, apuntilló.
En tercer lugar, indicó que, desde el punto de vista político, lo menos relevante es lo que ha sucedido en torno a su persona. Para Leiva, lo más grave ha sido “el menosprecio demostrado hacia más de 200 afiliados de toda la vida del PP que han presentado su baja voluntaria indignados y decepcionados en el último año y medio en Úbeda”, bajas que, como aseguró, se han ocultado a la luz pública, algo que, como afirmó, le consta.
En último lugar, Leiva hizo públicas sus “ganas e ilusión, más que nunca si cabe, por seguir trabajando por mi ciudad”, pero ahora, continuó, “sin ataduras de militancia ni de siglas, que han demostrado que para Úbeda no han sido efectivas y que no han supuesto el revulsivo que ésta ciudad necesita, que, por el contrario, ha retrocedido”.

oposición
Luisa Leiva no renuncia a su acta como concejal en el Ayuntamiento de Úbeda, de modo que la situación que legalmente está prevista es que, después de una modificación de la Ley de Bases de Régimen Local, se establece una Ley de Modernización que elimina los Grupos Mixtos, y la figura del concejal que cuando se inicia la legislatura lo hace adscrito a un grupo municipal y deja de serlo, queda como concejal no adscrito, manteniendo, según indica la ley, las mismas condiciones, según el Estatuto del Concejal de las que se dispone antes de la baja. En Diputación, Luisa Leiva causará el mismo efecto, no pudiendo hacerlo hasta que no se acepte de forma oficial la baja por el PP.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada